La presi贸n por alcanzar la felicidad llena las consultas de psicolog铆a, que paradoja, cuanto mas nos exigimos ser felices, peor nos sentimos. 隆Quiero ser feliz!, un mantra en forma de mandato, un imperativo que ignora la realidad m谩s b谩sica de la vida, alcanzar la felicidad absoluta es imposible. Por muchas razones que expondr茅 mas adelante. Muchas de las cuales tienen que ver con nuestra propia configuraci贸n como seres humanos. Pero antes vamos a contextualizar de donde surge y por que esta necesidad imperiosa de ser feliz y como se ha ido convirtiendo en un mal muy propio de nuestros tiempos.

Todo proviene de conceptos que se encuentran en bonanza cultural y social muy relacionados con los libros de autoayuda. Detr谩s de esto se encuentra un gran industria que mueve much铆simo dinero. Este tipo de publicaciones, en su mayor铆a pone en la persona la responsabilidad al cien por cien de la consecuci贸n de la felicidad. Y se refiere a ello como una elecci贸n personal, que a su vez provoca una inmensa sensaci贸n de culpabilidad, ya que las personas no tenemos el control absoluto acerca de los que pensamos o sentimos. Como mucho tenemos margen de control sobre lo que hacemos, pero esta industria nos lleva a pensar que podemos controlarlo todo. Sin tener en cuenta las m煤ltiples variables que pueden influir a la hora de alcanzar lo que queremos o deseamos.

EL PAPEL DE LAS REDES SOCIALES

Como si fuera poco, adem谩s de tener que soportar los mensajes sociales acerca de como conseguir la felicidad mediante los libros de autoayuda y las frases motivadoras, se suman las redes sociales. Un espejismo m谩s, que fomenta la comparaci贸n hacia arriba (con aquellos que tienen m谩s que nosotros, m谩s dinero, m谩s belleza, m谩s estudios, m谩s seguidores) generando en las personas una insatisfacci贸n permanente con la propia vida. Especialmente preocupante, es la influencia que tienen en adolescentes o adultos j贸venes (y no tan j贸venes).

驴POR QU脡 NO PODEMOS SER FELICES?

Existen varias razones por las cuales las personas no podemos ser completamente felices. Muchas vienen dadas por nuestra propia configuraci贸n cerebral y emocional como seres humanos, pasaremos a describir una a una.

1-Tenemos un amplio repertorio de emociones mal llamadas negativas.

Tenemos por un lado las emociones b谩sicas universales: el miedo, la ira, el asco, la tristeza. Y por otro lado las emociones secundarias 鈥渘egativas鈥: la culpa, la verg眉enza y la envidia. En el espectro de emociones positivas solo contamos con la alegr铆a y el amor. Resulta curioso que en nuestro equipaje emocional la dotaci贸n que nos ha sido dada sea de 7 emociones 鈥渘egativas鈥, contra 2 emociones positivas. Si nuestra configuraci贸n emocional es as铆, tal vez es porque existe alg煤n sentido en ello.

A lo mejor de cara a la supervivencia de la especie sea bastante 煤til disponer de miedo para enfrentarnos a las amenazas del ambiente. De ira para afrontar situaciones de injusticia, de tristeza para retraernos, reflexionar en soledad, disminuyendo nuestra actividad y as铆 procesar mejor lo que nos esta ocurriendo y asco para poder evitar exponernos a sustancias o alimentos que puedan resultar perjudiciales.

Las personas en su af谩n por sentirse bien desarrollan una fobia al malestar y sus umbrales para el dolor psicol贸gico bajan much铆simo. Haciendo que la vivencia de emociones desagradables se amplifique a la vez que se genera en la persona un enorme desgaste psicol贸gico por luchar en contra de emociones que pueden ser toleradas sin mayor problema.

2-Al hombre de las cavernas poco le importaba la felicidad

A nuestros antepasados, hombres de las cavernas poco les importar铆a su mundo emocional y no estar铆an muy atentos utilizando el term贸metro imaginario de la felicidad. Posiblemente las amenazas de medio y la necesidad de buscar alimento le manten铆an bastante ocupado. Ha pasado ya bastante tiempo desde eso, pero de alguna manera nuestra configuraci贸n biol贸gica es exactamente igual. Somos seres con fuerte sesgo hacia lo negativo, hacia aquello que no funciona.

Si no me crees podemos realizar un experimento: la pr贸xima vez que leas la prensa, nota como tu atenci贸n se dirige hacia los titulares con mas impacto negativo y mayor carga emocional. Observa como los t铆tulos y subt铆tulos del peri贸dico suelen tener un fuerte contenido negativo. Cuenta el numero de noticias de car谩cter positivo que se presentan en dicha publicaci贸n y observa como de forma inconsciente sentimos fascinaci贸n por detalles de noticias terribles. Y si eres honesto contigo mismo podr谩s observar como la tendencia en nuestra naturaleza humana es hacia ese tipo de informaci贸n. De no ser as铆 las fake news no tendr铆an ning煤n tipo de 茅xito.

3-El precio que pagamos por tener lenguaje verbal es el del sufrimiento

Los animales, especies menos evolucionadas que nosotros, ya que carecen de lenguaje, tienen la felicidad y el sufrimiento mucho mas limitado que nosotros. La posibilidad de tener lenguaje nos permite anticiparnos al futuro (ansiedad), rememorar el pasado (tristeza), establecer relaciones causa-efecto, establecer jerarqu铆as (comparar con otros, con el pasado, con el futuro, con lo idealizado), todo el sufrimiento y la felicidad humana provienen de la maravillosa facultad ling眉铆stica de la cual disponemos.聽 Entender una realidad tan b谩sica nos ayuda a comprender por que somos insatisfechos por naturaleza y a dejar de culparnos por ello.

4-El ser humano necesita ser insatisfecho

Si los seres humanos consigui茅ramos sentirnos satisfechos entonces jam谩s habr铆amos alcanzado los avances cient铆ficos y tecnol贸gicos de los cuales disponemos hoy.聽 Es gracias a nuestra insatisfacci贸n permanente que nos esforzamos por alcanzar la excelencia y ser mejores en aquello en lo cual nos desempe帽amos.

Cuando te sientas mal por no ser tan feliz como se supone que 鈥渄eber铆as鈥 ser, entonces recuerda que no eres un robot, un animal o un marciano. Eres un ser humano y has de pagar el peaje por serlo. Esto no implica en ning煤n caso resignarse a una vida insatisfactoria o cargada de depresi贸n o ansiedad. Esto implica ser capaces de aceptar e integrar nuestra condici贸n humana y actuar en la vida a pesar del equipaje con el cual hemos de cargar. Dirigirnos hacia lo que es valioso para nosotros venciendo la falsa premisa que dicta que para hacer las cosas que queremos es necesario estar bien. Y si le damos una vuelta de tuerca y para estar bien en la vida hacemos aquello que queremos.

驴Te ha gustado? 隆Comp谩rtelo!